Acapulco es una de las ciudades más bellas y excitantes de México. Durante muchos años, la ciudad ha tenido una de las más animadas vida nocturna en cualquier parte del país.

Pocos destinos rivalizan con sus playas y sus deportes acuáticos pueden cansar incluso a los turistas más activos.

Añadan al repertorio sus los restaurantes gourmet, hoteles de primera clase y la belleza de la bahía de Acapulco y tienes una receta para unas excelentes vacaciones.

Aún cuando en Acapulco es posible percibir que el día te rinde para que puedas disfrutar de todo lo que hay para conocer y visitar, no siempre es así.

Puesto que es imposible sacarle más horas al día, es necesario decidir sobre qué actividades serán las más atractivas para tí y los tuyos.

Las tres mejores actividades para ver o hacer en Acapulco son ir a pescar, ver los clavadistas del acantilado y disfrutar del sol en un día en la playa o sobre la popa de alguno de sus yates..

a) Pesca de vela

La pesca en general es excepcional en Acapulco pero la pesca del pez vela en Acapulco es legendaria. Es noticia si un barco de pesca regresa sin una captura. Aquí podrás disfrutar de la capacidad de lucha de los pez vela.

El pez vela en el Pacífico son una y media a dos veces más grande que en el Atlántico. En Acapulco bien puedes tener imágenes de peces de 3 metros de largo con un peso mayor a los 100 kilos.

b) Los famosos clavadistas de Acapulco

Todo el mundo te dirá que cuando visites Acapulco debes ir a ver a los clavadistas, exponiendo imponentes clavados en un acantilado llamado La Quebrada y además son excelentes buceadores.

Es natural ver este espectáculo con cierto temor ya que la zona y la altura imponen al observador, no así a estos valientes jóvenes.

Mientras vez el espectáculo podrás disfrutar de una gran comida gourmet o estar en el bar completamente surtido en el restaurante La Perla que domina los acantilados y el agua por debajo.

La posición estratégica de este restaurante le da una gran perspectiva del riesgo que estos clavadistas toman al lanzarse.

Los clavadistas primero suben más de 90 pies (30 metros) a las faldas de los acantilados, luego se arrodillan y rezan frente a un altar de la Virgen de Guadalupe. Por último, se zambullen desde el acantilado en el segundo preciso que la marea se aproxima trayendo agua para llenar la entrada.

c) Playas de Acapulco

Ir a las playa de Acapulco es caminar sobre algunas de las más bellas playas de arena dorada de todo México.

Con todos los destinos de playa disponibles en todo el país, Acapulco sigue siendo uno de los mejores en todo México. La mayoría de las playas se encuentran en la bahía de Acapulco y se puede acceder a través de La Costera, el bulevar principal que corre paralela al agua.

Sin embargo, hay muchos otros lugares a sólo 10 o 15 minutos en taxi fuera de la ciudad. La mayoría de las playas ofrecen una gran variedad de deportes acuáticos.

Se pueden alquilar corredores de olas, alquiler equipos de snorkel, salir en un barco con fondo de cristal o rentar algunos de sus hermosos yates.

Realizar un recorrido por la bahía en alguno de los yates en Acapulco te dará la oportunidad de estar más cerca, tanto del mar como de las enormes mansiones que se encuentran en la riviera.

Las playas que atraen a la mayoría de los visitantes incluyen Playa Condesa, Playa Revolcadero, Playa Caleta, Pie de la Cuesta, Playa Marín, Roqueta y muchos otros.

Estas son sólo tres actividades que puedes disfrutar en esta hermosa ciudad en la costa del Pacífico de México.